Entonces…

Ignacio Escañuela Romana

Fue en la ápoca del no pensar, cuando todos huyeron de la duda acuciante y soñaron con el final de los tiempos, en dejar de ser humanos, en respirar como un hecho de la naturaleza. Cuando los libros fueron cerrados y la imaginación apaciguada, en el momento en que soñar fue un crimen mental. Entonces, justo en el instante sin límites, en los períodos perdidos, en el abismo del tiempo sin medida. Y, a partir de entonces, nada…

Publicado por

Ignacio Escañuela Romana

Un poco de todo, escritor, filósofo y economista. Porque, en el fondo, son la misma cosa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s