Aquel momento

Ignacio Escañuela Romana

Aquel instante que será mi último recuerdo, que se evaporará en el tiempo sólo cuando yo no esté. La sensación de frío y soledad en medio de una nada, como otras tantas, con la que me continúo despertando día tras día. La noche que me reveló lo que sabía bien dentro de mí, la ausencia, de todo, de cualquiera, de mí mismo.

Sólo queda, pues, el hondo estremecimiento momentáneo, en mitad del conato que sigue persistiendo, obstinado; la estupefacción, el fluir en la mirada, las estrellas observando, el hueco interior incolmable.

Publicado por

Ignacio Escañuela Romana

Un poco de todo, escritor, filósofo y economista. Porque, en el fondo, son la misma cosa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s